Infraestructura para autos verdes, el negocio que viene

La posibilidad de conducir un auto eléctrico en un país como México, es un proyecto a mediano plazo; en la Argentina, a largo plazo: no existe la infraestructura adecuada para la atención de los vehículos que incluye la recarga de la batería. La escasez provoca necesidad y es un negocio que viene.

El tema fue abordado por David Rojas, jefe de ingenieros de General Motors en México, quien explicó que la falta de cargadores de energía en varios puntos de ese país ha frenado la comercialización de vehículos eléctricos, pues un usuario necesita cargarlo durante un periodo de 8 horas para recorrer una distancia de 200 kilómetros.

“Es un proyecto que, por lo menos, es plazo mediano. Los vehículos eléctricos requieren, por lo menos, infraestructura y una caída de su precio de venta al público, probablemente también una cosa tenga que ver con la otra; en definitiva, esas cosas se deben ir resolviendo poco a poco para que puedan llevarse a comercializar en forma masiva”, explicó.

“La experiencia en USA -donde se están comercializando por ahora 20.000 unidades anuales- indica que hay que ver cosas como la disponibilidad de centros de carga en centros comerciales o en lugares donde van las personas, donde puedan recargar su vehículo y también al hacer eso hay que tener cargas trifásicas, tal vez es sencillo, pero el asunto es ir a ponerlo y sobre todo promoverlo para que la gente vea que esto es un beneficio y no un gasto”, remató Rojas.

Takeshi Uchiyamada, vicepresidente de Toyota, fue honesto: los autos eléctricos aun “no cumplen con lo que la sociedad necesita, sea por la autonomía, los costos, o el tiempo de carga”.

Por eso, por ejemplo, Toyota no fabrica a gran escala su modelo iQ EV 2013: la produce en edición limitada hasta que la infraestructura para la movilidad alternativa mejore. Pero la tendencia existe y por eso Toyota lanzará 21 nuevos modelos híbridos en los próximos 3 años.

El modelo completamente eléctrico Toyota iQ EV 2013 cuenta con una versión de la plataforma Hybrid Sinergy Drive, con un motor eléctrico de 63 caballos de fuerza alimentado por una batería de 12 kWh y un sistema de frenos regenerativos. Según la marca, este modelo tiene una autonomía de 85 kilómetros, alcanza una velocidad máxima de 125 km/h y acelera de 0’ a 100 km/h en 14 segundos.

La recarga del Toyota iQ EV 2013 se completa en 3 horas con una toma de corriente de 230 voltios, y utilizando un cargador rápido se puede llegar al 80% de la carga en 15 minutos.

Empresas como ABB trabajan intensamente en esa ventana de oportunidad. La compañía suiza ya presentó sus soluciones para infraestructura de recarga de vehículos eléctricos (EV). Por ejemplo, el cargador Terra 51 para vehículos eléctricos, con certificación UL (Underwriters Laboratories) que demuestra el cumplimiento de las directivas de seguridad aplicables en USA y Canadá.

Terra 51 es de corriente directa, de 50kW que puede cargar un EV en un lapso de 15-20 minutos, en vez de otros cargadores en el mercado que necesitan 4-8 horas. Utiliza el Protocolo CHAdeMO para EV de corriente directa, que es el más popular en el mundo, usado por modelos de autos eléctricos tales como Nissan Leaf, iMiev Mitsubishi, Ion Peugeot, y C-zero Citröen.

 FUENTE | http://www.urgente24.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s