Científicos de Panamá y Costa Rica intentan salvar al manatí

El mamífero marino se encuentra en peligro de extinción y el proyecto es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) junto al Fondo para el Medio Ambiente Mundial de las Naciones Unidas.

Científicos de Panamá y Costa Rica iniciaron un proyecto conjunto para tratar de salvar al manatí, un mamífero marino en peligro de extinción en la zona fronteriza en la vertiente del Caribe, confirmaron los responsables de la iniciativa binacional.

Héctor Guzmán, biólogo venezolano del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), se trasladó a la caribeña provincia de Bocas del Toro para emprender un completo estudio del manatí (Trichechus manatus) y su hábitat.

El proyecto, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial de las Naciones Unidas, tiene el objetivo de crear esquemas de conservación más sólidos. Guzmán fue invitado a participar en el estudio. Los manatíes son parte de la fauna del Sixaola, que incluye a los jaguares y tortugas laúd, y usan los ríos, estuarios y zonas costeras para moverse en agua dulce, salobre y salada, en busca de vegetación acuática.

Se estima que entre 20 y 150 manatíes habitan en el área limítrofe entre Panamá y Costa Rica. Con el apoyo del investigador Mario Rivera, de la Universidad de Costa Rica, los biólogos vinculados al proyecto realizarán un censo de mamíferos marinos y las áreas de preferencia que utilizan para alimentarse y aparearse.

Desde hace varias semanas, los científicos del STRI navegan en un autobús flotante en el río Sixaola, tras la pista de los manatíes. A bordo, Guzmán instaló escáneres sonares de doble frecuencia e hidrófonos, comida y tiendas de campaña, para seguir a los manatíes, conocidos como “vacas marinas”.

Los mamíferos marinos se comunican entre sí con un coro de voces que suena como rechinidos, y ayuda a los científicos a detectarlos. Guzmán dijo que se requiere un inventario de la biodiversidad del área. Añadió que parte de la cuenca del río Sixaola está protegida, pero la deforestación, el turismo, la cacería y los agroquímicos amenazan el hábitat del manatí en el Caribe.

Los manatíes son los únicos mamíferos marinos herbívoros. Llegan a medir cerca de cuatro metros de longitud y pueden pesar más de 900 kilogramos. Debido a que las plantas tienen un bajo contenido energético, un manatí necesita comer a diario una décima parte de su peso para vivir.

FUENTE | http://www.latercera.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s