Reportan mayor deforestación de la Amazonia

Cifras del Gobierno brasileño difundidas recientemente indicaron un nuevo aumento de la deforestación en la región del Amazonas.

Esta tendencia que pronto podría revertir los avances de un año completo en la lucha contra la destrucción de la mayor selva tropical del mundo.

Los datos satelitales recopilados por la Agencia Espacial de Brasil mostraron 465 kilómetros cuadrados de deforestación durante el mes de mayo, un aumento de casi cinco veces en comparación con la destrucción detectada en mayo de 2012.

Desde agosto, mes de partida de las mediciones anuales del terreno de selva despejado en Brasil, se ha detectado un total de 2,338 kilómetros cuadrados, un aumento del 35 por ciento respecto a las cifras recopiladas hace un año.

El área, aproximadamente supera el total de 2.051 kilómetros cuadrados detectados por el mismo sistema para los 12 meses de medición terminados en julio de 2012.

Las cifras son pequeñas en comparación con los peores días de deforestación de la Amazonía, cuando madereros, agricultores y desarrolladores impulsaron una rápida destrucción en las últimas décadas, lo que llamó la atención del mundo y ayudó a generar un movimiento ambiental mundial.

Se necesitarán datos más completos e investigaciones en terreno para confirmar la extensión y el tipo de deforestación. Parte del daño, por ejemplo, podría ser el resultado de incendios forestales y otro tipo de degradación natural.

Sin embargo, los datos hasta ahora defienden los temores de científicos y ambientalistas de que los avances conquistados contra la deforestación en Brasil están experimentando un retroceso.

Los datos son compilados de agosto hasta julio, debido a que la cobertura de nubes durante la estación lluviosa amazónica dificulta la obtención de imágenes precisas. Mayo es generalmente el primer mes en el que las nubes se dispersan antes de que se reanuden las lluvias hacia el final del año.

La selva amazónica cubre el territorio que pertenece a nueve naciones, más del 60 por ciento se encuentra en Brasil, seguido por Perú con un 13 por ciento, Colombia con un 10 por ciento, y cantidades menores en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Guyana, Surinam y la Guayana Francesa.

Fuente | Reuters

Anuncios