Militares de Brasil expulsan a madereros ilegales para proteger tribu casi extinta

Brasil ha puesto en marcha una campaña militar para expulsar a los madereros ilegales que trabajan en la periferia de una reserva indígena, hogar del pueblo Awá, según los recientes informes de la organización Survival International.

En la selva amazónica al noreste de Brasil viven tan sólo 450 Awá, también conocido como Guajá, y alrededor de una cuarta parte de ellos han optado por el aislamiento voluntario.

El ejército brasileño ha enviado cientos de soldados, además de tanques y helicópteros, para disolver los campamentos de tala ilegal. Según Survival International, ocho aserraderos de la región han sido cerrados.

La actual campaña se produce después que 50.000 personas llamaron al ministro de Justicia de Brasil para tomar medidas al respecto. Además, el año pasado un juez brasileño, ordenó que todos los extranjeros abandonen el territorio Awá para marzo del 2013.

Los problemas actuales de los awá se iniciaron en la década de 1960 cuando el ferrocarril fue construido cerca de su territorio para la explotación del hierro en la mina de Carajás. Estos trajeron colonos que devastaron los pueblos indígenas por enfermedades y el conflicto.

A pesar de la creación de una reserva indígena en el 2003, los awá han seguido enfrentándose a la invasión interminable por los madereros ilegales. Survival International, que ha luchado siempre por la acción del gobierno para ayudar a los Awá, ha llamado la tribu “del mundo más amenazado”.

Fuente: Jeremy Hance | mongabay.com

Traducción: Rafael Peñaloza Montilla | ANCA24

Anuncios