El «mono de Ikea» vivirá en un santuario para primates, según la justicia de Canadá

El animal se hizo famoso al escaparse de su jaula vestido con un abrigo de pieles, y recorrer el estacionamiento del centro comercial.

Seguramente muchos recordarán las imágenes de Darwin, un mono que hizo furor en las redes sociales al escaparse en un estacionamiento de la cadena Ikea en Toronto.

Un tribunal de Canadá sentenció que no será devuelto a su dueña Yasmin Nakhuda y permanecerá en un refugio al que fue trasladado por las autoridades tras ser rescatado.

Para la juez Mary Valle, de la Corte Superior de Ontario, «el mono es un animal salvaje» por lo que su dueña, Yasmin Nakhuda «perdió su propiedad cuando perdió su posesión».

El caso llegó hasta los tribunales por que Nakhuda fue a reclamar que el refugio que albergaba al animal se lo devolviera. La mujer describe a Darwin como «su hijo», y lo viste como si fuese un humano.

Sin embargo, según recoge el fallo en sus 13 páginas de sentencia «el mono no es un niño», por lo que el animal seguirá viviendo en el santuario de Primates Story Book Farm.

Darwin, un macaco japonés o mono de la nieve, se volvió una celebridad en Internet en diciembre pasado cuando Nakhuda lo llevó de compras a Ikea, y tras escaparse comenzaron a difundirse sus fotos a través de internet. Incluso se creó una cuenta de Twitter de parodia que ganó miles de seguidores en poco tiempo.

La historia puso en una situación difícil a la cuidadora del mono, la abogado Yasmin Nakhuda, ya que al parecer había obtenido ilegalmente este macaco japonés cuando el animal sólo tenía un mes.

En los siete meses siguientes, publicó en su canal de YouTube vídeos en los que mostraba a Darwin comiendo y describía toda la atención que requería. Pero tras la fuga pública del mono y su aparición, Nakhuda fue multada y  fue obligada a entregar a su mascota a los servicios de animales.

Fuente | http://www.abc.es

Anuncios