Inundaciones en Canadá de este año, el desastre natural más costoso del país

1.7 mil millones deben pagar las aseguradoras sólo en Alberta. El Gobierno ha dicho que de ahora en adelante las constructoras deberán tomar medidas para evitar las inundaciones en las nuevas zonas residenciales que se construyan, esto seguramente afectará el precio de las viviendas.

Las fuertes lluvias del verano y las tormentas que causaron inundaciones en parte del país, especialmente en Alberta, resultaron ser el desastre natural más costoso de la historia nacional, según el reporte de la Oficina de Seguros de Canadá, que dice que tan sólo los daños causados a las viviendas en el sur de Alberta, cuestan más de 1.7 mil millones de dólares, sin contar con las afectaciones a la infraestructura públicas, como vías y a las empresas.

El Gobierno de Alberta que esta trenzada en debate con las personas que piden ayuda del Estado, dijo que están pidiendo de 2 a 2.5 mil millones de dólares para enfrentar el desastre dejado por las lluvias, pero que seguramente necesitará más del doble que esto.

La estimación preliminar de las pérdidas aseguradas fue calculada por Reivindicación Property Services Canada (PCS-Canadá), un servicio que rastrea las pérdidas derivadas de acontecimientos catastróficos en Canadá.

El organismo dijo que actualmente hay alrededor de 25.000 reclamaciones por inundaciones de propietarios de residencias, pero estas podrían aumentar en los próximos meses. Agrega además que aún falta establecer el número de reclamaciones que van a realizar las empresa y la industria que también se vio afectada por las fuertes lluvias.

De acuerdo a los registro del organismo los daños causados por las lluvias este año, superan el desastre más costoso de la historia, que fue de $ 1,6 mil millones, Tragedia que ocurrió en 1998, cuando una tormenta de nieve afectó a gran parte del sur de Quebec, la parte este de Ontario y el sur de New Brunswick.

El panorama dejado por las fuertes lluvias ha impedido que muchos negocios puedan volver a abrir sus puertas, lo que también ha afectado la economía de la región y dejó sin trabajo a muchas personas. Estadísticas de Canadá estimó que la pérdida neta de empleo equivalente a unos 88.000 trabajadores en el mes de junio.

Vía | Comercio Latino

Anuncios