Fibras naturales de los Andes una solución para la contaminación por colorantes

Un proceso simple y barato, utilizando fibras naturales incrustadas con nanopartículas, puede eliminar del agua los nocivos colorantes textiles, según un informe de un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell y la Universidad Industrial de Santander de Colombia.

Colorantes, como el índigo azul – usado para dar color a los “blue jeans” cerca de cursos de agua – amenazan las plantas textiles de América del Sur. Tales tintes son tóxicos, además oscurecen el agua, reduciendo de este modo la luz a las plantas acuáticas, lo que limita la fotosíntesis y disminuye el oxígeno.

“Estas moléculas son contaminantes, además muy resistentes a los procesos de purificación de agua tradicionales. Creemos que nuestro método puede ser una opción para la eliminación de las aguas residuales”, dijo la coautora del estudio Marianny Combariza, investigadora de la Universidad Industrial de Santander de Colombia.

El método se aprovecha de las cavidades de tamaño nanométrico que se encuentran en la celulosa que se ha utilizado anteriormente para producir nanopartículas dentro de las fibras de algodón.

El informe describe el método: las fibras vegetales de fique colombiano, comúnmente utilizados para hacer bolsas de café, se sumergen en una solución de permanganato de sodio y después se trataron con ultrasonidos, dando como resultado las moléculas de óxido de manganeso que crecen en las pequeñas cavidades de celulosa. Este reacciona con los tintes, descomponiéndolas en formas no coloradas.

En el estudio, las fibras tratadas eliminaron 99 por ciento del colorante en cuestión de minutos. Por otra parte, las mismas fibras se pueden utilizar repetidamente; después de ocho ciclos, las fibras todavía retiran un 97 por ciento del colorante.

“No se necesitan materiales costosos o muy peculiares, para sintetizar el biocompuesto”, dijo Combariza. “La síntesis se puede realizar en un laboratorio de química básica”.

Los investigadores están probando su proceso en otros tipos de contaminantes, fibras y materiales compuestos. “Estamos trabajando ahora en el desarrollo de un prototipo de filtrado a bajo costo que sea utilizado para el tratamiento de aguas contaminadas”, dijo Combariza. “No sólo nos centramos en el óxido de manganeso, también trabajamos en una variedad de materiales a base de óxidos que muestran actividad de degradación excepcional”.

Vía | Chemistry 2011

Traducción: Rafael Peñaloza Montilla | ANCA24

Anuncios