México debe crecer para todos y cuidar el ambiente

En México hay ciudades cosmopolitas y llenas de vida, aunque signifiquen altos niveles de contaminación del aire. Las 70 ciudades más grandes generan más del 84% del PIB, pero también se estima que producen las 3/4 partes de las emisiones que provocan el efecto invernadero.

Un estudio del Banco Mundial afirma que uno de los principales retos de México es que el desarrollo urbano tome en cuenta el ambiente, que sea eficiente, resistente al cambio climático e incluya a todos grupos sociales.

Promover ciudades compactas

México debería enfocarse por ejemplo en coordinar la planeación urbana y el uso del suelo, armonizando los esfuerzos entre las agencias gubernamentales que tratan del tema, y diseñando políticas y directivas exhaustivas para el desarrollo urbano.

Una nueva agencia podría integrar esas tareas y grupos de trabajo que están actualmente dispersos por diferentes secretarías y organizaciones. Una de las funciones de la agencia podría ser la promoción de ciudades más compactas. Cuando las viviendas se construyen de manera que la ciudad se expande continuamente, se crea un patrón urbano irregular que hace difícil y caro proveer servicios y transporte adecuados.

Mejor manejo de desechos sólidos

En general, el costo estimado de la degradación ambiental en 2008 era 6.3% del PIB. La generación de desechos sólidos incrementa cada año en México. Aunque 87% de los desechos sólidos son recolectados, solamente 64% van a parar en rellenos sanitarios o sitios controlados.

El país no cuenta con suficientes instalaciones para disponer de desechos sólidos o peligrosos, lo cual aumenta el riesgo de contaminación del aire, del agua y del suelo. México ya tiene una legislación ambiental y estrategias de protección, pero no siempre son implementadas por las municipalidades más pequeñas.

Esto podría deberse a falta de capacidad de manejo técnico o problemas con el financiamiento de las actividades. Una estrategia de manejo de desechos integrada en todos niveles del gobierno podría contribuir a hacer frente a estos temas, según el análisis del Banco Mundial.

Usar la energía de manera más eficiente

México es el segundo productor de electricidad en América Latina. En consecuencia, el sector es muy importante para reducir la “huella ambiental” del crecimiento de México: hay muchas oportunidades para usar la energía de manera más eficiente.

Más estándares de eficiencia energética en edificios, transporte o pequeñas empresas, por ejemplo, podrían contribuir a este objetivo.

En general, México es considerado como un país líder en la mitigación y adaptación al cambio climático en la región. Continuando sus esfuerzos, podría alcanzar el objetivo que establece la ley ambiental – reducir a la mitad sus emisiones hacia 2050.

Vía | Banco Mundial

Anuncios