EEUU reduce 10% emisión de CO2 de sus eléctricas en 2 años

Estados Unidos redujo en un 10% las emisiones contaminantes de carbono y gases de efecto invernadero procedentes de las plantas eléctricas entre 2010 y 2012, según un informe publicado por la Agencia de Protección Ambiental estadounidense (EPA, en inglés).

Los datos, que se recopilan anualmente para ser presentados ante el Congreso, destacan una disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero a medida que más servicios utilizan energías más limpias obtenidas a través del gas natural en lugar de carbón.

“La EPA está apoyando el Plan de Acción Climática del presidente (Barack) Obama, proporcionando los datos de alta calidad necesarios para ayudar a guiar a las soluciones de sentido común que hagan frente al cambio climático”, dijo la administradora de la EPA, Gina McCarthy, en un comunicado.

“Los gases de efecto invernadero emitidos por actividades humanas como el transporte y la generación de energía son el principal motor del reciente cambio climático, que amenaza la salud y el bienestar  de los estadounidenses, aumentando la probabilidad de que se prorroguen las olas de calor, y ocurran episodios climáticos extremos de manera más frecuente e intensa”, añade la nota.

La EPA ha desarrollado un Programa de Informes sobre Gases de Efecto Invernadero que recoge la información anual de estas emisiones en más de 8.000 instalaciones de las industrias emisoras más grandes del país, como las plantas térmicas, petróleo, gas y refinerías o fábricas de hierro y acero.

Además, el programa también procesa datos sobre el aumento de la producción y el consumo de hidrofluorocarbonos (HFC), fundamentalmente utilizados para refrigeración y aire acondicionado.

Los datos de 2012 muestran que en dos años, desde que se inició el programa, las emisiones de las centrales eléctricas se han reducido 10%, debido a la sustitución del carbón por el gas natural para la generación de electricidad y una ligera disminución de la producción total.

No obstante la EPA advierte de que las centrales eléctricas alimentadas con combustibles fósiles siguen siendo la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos.

Cerca de 1.600 instalaciones emitieron más de 2.000 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono en 2012, plantas que representan aproximadamente el 40 % de la contaminación total de carbono en EE.UU.

Vía | El Mundo (El Salvador)

Anuncios