El exceso de lluvias está matando halcones peregrinos en Canadá

Los halcones peregrinos en el Ártico canadiense están sufriendo debido a un aumento de las precipitaciónes, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por dos universidades canadienses.

Si bien la lluvia es típicamente una bendición, mantenimiento el ciclo de la vida y apoya el crecimiento de plantas, un exceso de la misma en el norte de Canadá provocada por las altas temperaturas del verano es, según los investigadores, lo que representa la mayor amenaza para los halcones peregrinos tanto como el pesticida DDT.

El co-autor de la investigación, Alastair Franke de la Universidad de Alberta y sus colegas de la Universidad de Quebec sostienen que los cambios graduales en la temperatura del Ártico y los aumentos en las precipitaciones están relacionados con la disminución a largo plazo en la tasa de reproducción del peregrino.

Con datos meteorológicos históricos y más de 30 años de datos de reproducción a su disposición, los investigadores crearon un experimento en las orillas de la Bahía de Hudson, donde se sabe que una densa población de halcones peregrinos solia existir. Franke y sus colegas monitorearon nidos de halcones durante dos años utilizando cámaras de detección de movimiento .

Los datos resultantes confirmaron sus sospechas. Más de un tercio de los polluelos de halcón observados murió a causa de la lluvia. “Los pollos murieron de hipotermia y en algunos casos de ahogamiento en sus nidos inundados. Sin el cuidado constante, son más vulnerables a las condiciones frías y húmedas en las tres primeras semanas de vida”, dijo Franke .

La investigación se produjo después de los investigadores se dieron cuenta de que todavía había una marcada disminución de la población, incluso después de que el pesticida DDT se prohibió en 1970. Residuos de DDT fueron vinculados al fracaso reproductivo en los peregrinos.

“Sabíamos que el DDT ya no era un problema y basados en las observaciones de campo, nos preguntamos si los cambios en el clima fueron responsables de una alta mortaldad en los últimos años”, dijo Franke .

Además de ahogamiento e hipotermia, Franke también observó polluelos de halcón se mueren de hambre .

“Nos sorprendimos al encontrar que un número considerable de pichones criados en cajas nido más tarde murieron de hambre a pesar de haber quedado a salvo de los efectos directos de la lluvia”, concluyó.

Fuente | http://www.natureworldnews.com

Anuncios