Canadá: Descubren un nuevo producto químico con gran efecto en el cambio climático

Una molécula de PFTBA, un producto artificial utilizado en electrónica y sanidad, tiene 7.100 veces más efecto invernadero que una molécula de dióxido de carbono. La investigación ha sido realizada por expertos del departamento de química de la Universidad de Toronto, en Canadá.

Un equipo del departamento de Química de la Universidad de Toronto (Canadá) han detectado la presencia en la atmósfera de un producto químico persistente que bate todos los récords de capacidad para producir el efecto invernadero y que, por tanto, puede agravar el cambio climático.

El perfluorotributilamina (PFTBA), un compuesto artificial que se utiliza actualmente en diversas aplicaciones de electrónica y química farmacéutica, no está regulado por ningún convenio sobre el cambio climático pero una sola molécula de este producto tiene durante un periodo de vida de 100 años 7.100 veces más efecto invernadero que una molécula de dióxido de carbono -gas de referencia en temas de cambio climático-, según detalla el estudio liderado por Scott Mabury, Angela Hong y Cora Young que ha sido publicado recientemente en la revista Geophysical Research Letters.

Además, el PFTBA tiene una capacidad muy persistente y puede mantenerse inalterable en las capas bajas de la atmósfera -provocando el efecto invernadero- durante decenas de años y no se conoce ningún sistema para capturar o destruir este producto cuando se encuentra libre en la atmósfera, indican los investigadores de la Universidad de Toronto.

Estudiar los efectos a largo plazo

El dióxido de carbono (CO2 ) se utiliza como base de comparación y referencia en estudios sobre efecto invernadero y cambio climático porque es el gas más común y conocido. Pese a que se desconoce la cantidad de PFTBA emitidos a la atmósfera, “los datos presentados ahora indican que este es un producto que tiene una persistencia en la atmósfera extremadamente larga y que muestra una capacidad de radiación solar [sistema de medida del efecto invernadero] extraordinario y, por tanto, un potencial de calentamiento global muy alto” , ha explicado Cora Young, una de las investigadoras que firma el estudio.

Los datos analizados en el área de Toronto muestran que la concentración de PFTBA es relativamente baja, de aproximadamente 0,18 partes por billón, comparada con las 400 partes por millón de dióxido de carbono que se calcula como media en todo el planeta para este año.

No obstante, los expertos alertan que por tratarse de un nuevo producto de efecto persistente, deberían hacerse nuevos estudios para conocer el alcance del impacto futuro del PFTBA.

Fuente | http://www.lavanguardia.com

Anuncios