Deshielo del Ártico bajó durante el 2013, pero el calentamiento sigue en curso

Sin embargo, el calentamiento global sigue alterando el casquete polar norte, aseguran desde la Administración Nacional para los Océanos y la Atmósfera de EEUU.

El rápido deshielo del Artico disminuyó este año, pero el gobierno estadounidense dice que el calentamiento global sigue alterando el casquete polar norte, lo cual hace que haya menos renos, nieve y hielo, al tiempo que aumentan las poblaciones de ciertos peces y se amplí­a la temporada en que crecen las plantas.

La Administración Nacional para los Océanos y la Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos emitió su reporte sobre el Artico, en el que describe al 2013 como moderado en comparación con el 2012.

En general, las temperaturas del Artico no se elevaron tanto, y las capas de hielo de Groenlandia y del océano no se derritieron a niveles anteriores.

“El Artico tuvo un receso, si es que puede llamársele así­, en 2013, pero un año no modifica la tendencia a largo plazo hacia un Artico más cálido”, dijo Martin Jeffries, geofí­sico de la Universidad de Alaska y director del reporte, quien también se desempeña como asesor cientí­fico de la Comisión Estadounidense de Investigación del Ártico.

“El Artico ha pasado a ubicarse en un nuevo nivel de normalidad”, dijo Jeffries en el congreso cientí­fico de la Unión Geofí­sica Estadounidense en San Francisco, donde se dio a conocer el reporte de 136 páginas.

Aunque el 2013 se ve un poco más frí­o en comparación con los últimos seis años, está inusualmente cálido si se le compara con el siglo XX, señaló.

El verano en el centro de Alaska fue uno de los más cálidos de que se tenga memoria, meses después de su abril más frí­o desde 1924, señaló la NOAA. La ciudad de Fairbanks experimentó un récord de 36 dí­as con más de 26 grados Celsius. Y el manto de nieve en mayo y junio se ubicó cerca de récords mí­nimos en Norteamérica, y rompió un récord mí­nimo en Europa y Asia.

Pero uno de los mayores indicadores del cambio climático, el hielo sobre el océano en verano, no disminuyó tanto como se pronosticaba. El hielo en el océano en 2013 se ubicó en su sexto nivel más bajo en tres décadas en que la NOAA ha estado llevando registros. Es un incremento en comparación con 2012, en que tuvo su menor nivel de todos.

Pero los siete niveles más bajos se han presentado en los últimos siete años.

La cifra de 2013 se debe “simplemente a la variabilidad natural”, dijo Mark Serreze, director del Centro Nacional de Información sobre la Nieve y el Hielo, que no formó parte del informe de la NOAA. “No hay nada acerca del año 2013 que proporcione evidencia alguna de que el Artico se encuentre en camino a una recuperación”.

“En 20 años, cuando miremos hacia atrás, el mundo será más cálido y tendremos mucho menos hielo en el mar que en la actualidad. Veremos que 2013 fue sólo un alivio temporal”, agregó.

Predicciones

Más inquietantes son las tendencias a largo plazo, señaló el reporte de la NOAA.

Las temperaturas promedio del Artico han aumentado 2 grados celcius desde la década de 1960, aumentando el doble de rápido que el resto del mundo. La temporada en que las plantas crecen se ha ampliado casi un mes desde 1982.

Las especies de peces se están desplazando hacia el norte, el permafrost -el subsuelo perennemente congelado-se está derritiendo y los arbustos están reverdeciendo de formas que no se habí­an visto antes.

Jeffries y Howard Epstein, cientí­fico ambiental de la Universidad de Virginia y coautor del estudio, advirtieron que los cambios en el Artico repercuten en todo el mundo.

El hielo refleja la energí­a solar debido a su color blanco, pero como se está derritiendo, los océanos y la tierra se están calentando más, señaló Jeffries.

Fuente | Associated Press

Anuncios