Los ecosistemas terrestres, en riesgo de grandes cambios por el calentamiento

Más del 80 por ciento de la tierra libre de hielo en el mundo está en riesgo de que sus ecosistemas sufran una transformación profunda en 2100, según revela un nuevo estudio del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, en Alemania.

Los investigadores explican en su estudio que “casi ninguna parte del mundo está libre” de una transformación sustancial de los paisajes por el cambio climático, a menos que se suavicen los límites del calentamiento en alrededor de 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Los cambios en los ecosistemas podrían incluir que los bosques boreales se transformen en sabanas templadas, los árboles crezcan en la tundra ártica helada o, incluso, una muerte progresiva de algunos de los bosques tropicales del mundo.

Estas radicales transformaciones de los ecosistemas de la tierra tienen el potencial de afectar a la seguridad alimentaria e hídrica y, por lo tanto, perjudicar el bienestar humano con un aumento del nivel del mar y un daño directo de los eventos climáticos extremos, según resumen los expertos del estudio.

El nuevo sistema de estudio de la tierra dinámica indica que hasta el 86 por ciento de los ecosistemas terrestres naturales que quedan en todo el mundo podrían estar en riesgo de un cambio importante. Esto supone que la temperatura media global será de entre 4 y 5 grados más caliente al final de este siglo que en los tiempos preindustriales, dada la renuncia de muchos países a reducir obligatoriamente sus emisiones.

Los investigadores estudiaron más de 150 escenarios climáticos, analizando los cambios del ecosistema en cerca de 20 modelos climáticos diferentes para distintos grados de calentamiento global. El equipo midió los cambios simultáneos en la biogeoquímica de la vegetación terrestre y la abundancia relativa de las diferentes especies vegetales.

Los investigadores definieron un parámetro para medir cuánto cambiaría un ecosistema en el futuro bajo el cambio climático desde la situación actual. El parámetro incluye modificaciones en variables tales como la estructura de la vegetación (a partir de árboles que crecen en la hierba, por ejemplo), el carbono almacenado en los suelos y la vegetación y la disponibilidad de agua dulce.

Los autores esperan que los nuevos resultados puedan aportar información para las negociaciones en curso sobre los objetivos de mitigación del cambio climático, así como la planificación de la adaptación al inevitable cambio.

Vía | Europa Press

Anuncios