La relación entre los glaciares tropicales y el cambio climático

Antonio Galán de Mera, profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo, dirige en la actualidad una investigación, dentro del ámbito de la botánica, centrada en la relación entre vegetación y clima.

Lo que se pretende es predecir qué tipo de plantas es posible encontrar en una determinada región en función del clima o qué clima es necesario para el nacimiento de determinadas especies.

Es parte, para ello, de una recogida de muestras en los distintos espacios glaciares para, a partir de ahí, hacer transeptos de la vegetación en diferentes puntos geográficos a lo largo de los Andes y correlacionarlos con datos climáticos. De esta forma, se cruzan ambos planos analíticos para analizar los puntos de confluencia y extraer de ellos unas conclusiones científicas que permitan a Galán de Mera y a su grupo determinar la relación que existe entre la formación vegetal glaciar y las condiciones meteorológicas que condicionan su surgimiento, crecimiento y desarrollo.

El grupo de investigación cuenta además con el fondo botánico del herbario de la Facultad de Farmacia, uno de los más extensos en cuanto a muestras de América del Sur se refiere, superado solo por el del Jardín Botánico de Madrid; un dato que sitúa, además, a la Universidad CEU San Pablo como centro de educación superior pionero en este ámbito.

El grupo ha contado con la asistencia de alumnos procedentes de Perú, Argentina, Alemania y Venezuela. Asimismo, participa en espacios de docencia en Perú, donde Galán de Mera y su equipo imparten clases en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, dentro del doctorado en Botánica Tropical, y en la Universidad Nacional de San Agustín, en el marco del doctorado en Geografía.

El grupo coordinado por Galán de Mera ya descubrió hace unos años la nueva especie vegetal taxacarum penyalarense en la sierra de Peñalara, una planta de hojas ásperas y frutos verdosos que crece en suelo arenoso, donde la nieve se acumula, entre los 1.830 y 1.850 metros de altitud. También ha participado en diversas iniciativas investigadoras dentro del proyecto “Flora ibérica”, un plan compilador de toda la flora que hay en España y Portugal.

Vía | madridiario.es

Anuncios