Los “sitios críticos” de biodiversidad probablemente tienen mayores beneficios para los ecosistemas

Las áreas que son “sitios críticos” con altos índices de biodiversidad pueden tener un valor más alto para otros servicios importantes del ecosistema, incluyendo el almacenamiento de carbono, la conservación del agua y de la belleza escénica, de acuerdo con un  nuevo estudio.

Eso significa que los planificadores del uso de la tierra pueden cosechar los máximos beneficios de los distintos servicios ambientales si enfatizan la protección de áreas con alta biodiversidad, dijo Bruno Locatelli, autor principal de un trabajo publicado en la revista ‘Environmental Conservation’.

El estudio, que examinó las sinergias y ventajas y desventajas entre los servicios del ecosistema, especialmente en parques nacionales, mostró que las áreas con alto almacenamiento de carbono y alta biodiversidad no siempre coincidían.

Esto tiene implicancias importantes para los programas de REDD+ (Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y Degradación Forestal), mecanismo respaldado por Naciones Unidas que daría incentivos para conservar los bosques y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Costa Rica ha sido pionera en pagos por servicios del ecosistema (PES), donde los propietarios de tierra reciben compensaciones por gestionar los bosques u otras tierras de manera sostenible.

En algunos casos, los bosques brindan servicios que benefician a los residentes locales, tal como la belleza escénica o la regulación del suministro de agua río abajo. Otros servicios, como la biodiversidad o el almacenamiento de carbono para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, benefician a todo el país, incluso a todo el mundo, indicaron los científicos.

El estudio encontró que los servicios brindados por los ecosistemas variaban dependiendo de factores como la topografía, el clima y la biogeografía.

Por ejemplo, los bosques protegen más los suelos contra la erosión en pendientes de montaña que en las tierras bajas, en tanto que los bosques en tierras bajas tienden a ser el hogar de un número más grande de especies.

Vía: Barbara Fraser | CIFOR

Anuncios