Caficultores registran primera venta de servicios ambientales por reducción de emisiones de carbono

Se trata de la primera venta de servicios ambientales con especies nativas y con pequeños agricultores.

La Federación Nacional de Cafeteros (FNC) de Colombia formalizó la venta de certificados de reducción de 6.725 toneladas de carbono (CO2) a Colcafé, filial del Grupo Nutresa, ingreso que beneficiará directamente a 381 pequeños caficultores.

En el marco de este proyecto los productores cafeteros han contribuido a recuperar la biodiversidad en 16 municipios de tres departamentos, mejorando la conectividad de bosques naturales (corredores de conservación) ya sea con el sombrío de sus cafetales o con árboles que han sembrado con ese propósito.

Y como beneficio adicional indirecto recibirán este pago por captura de carbono de los bosques nativos que han contribuido a sembrar y proteger y que contribuyen a compensar las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre.

“La Federación está logrando que los caficultores reciban un recurso, vía pago de un servicio ambiental, por algo bueno que ha hecho en su finca. ‘Esos árboles que usted sembró para conectar bosques capturan carbono. Venga yo le pago por eso’”, dijo Raúl Jaime Hernández, Coordinador del Programa de Medio Ambiente de la FNC.

El programa de compensación de emisiones de gases efecto invernadero con especies nativas certificado tiene una oferta de 9.362 toneladas de CO2, de las cuales 7.026 toneladas han sido vendidas en el mercado voluntario.

Esta primera venta de carbono se inserta en el proyecto “Incorporación de la biodiversidad en el sector cafetero de Colombia”, que desde 2010 ejecuta la Federación de la mano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y socios regionales de los departamentos de Valle del Cauca, Quindío y Nariño.

El proyecto, que en 2013 impactó 16 municipios cafeteros de los tres departamentos, cuenta con el apoyo del Servicio Ambiental Mundial (Global Environmental Facility, GEF) y busca crear un entorno propicio para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en paisajes productivos de café que contribuyan a la subsistencia de poblaciones locales y generen beneficios ambientales globales.

Para finales de noviembre de 2013 se han certificado/verificado 29.871 hectáreas de café en 10.524 fincas que favorecen la conservación de biodiversidad (corredores), que corresponden a 111% del total previsto para los cinco años del proyecto (27.000 ha), superando así la meta inicial.

Se han establecido además  755 ha en herramientas de manejo del paisaje cafetero, 168 % de la meta inicial (450h), también superada ampliamente, lo que ha permitido conectar 8.515 ha de bosques remanentes. Mediante contratos formales, 381 cafeteros han participado en este proceso.

Fuente | comunicarseweb.com.ar

Anuncios