Información satelital de Brasil indica incremento de la deforestación en el Amazonas durante el 2013

La deforestación en la Amazonia brasileña parece haber crecido significativamente durante el pasado año, según la información revelada por la agencia espacial del país, INPE.

La información acumulada por el sistema de alerta de deforestación mensual de INPE muestra un incremento del 34 por ciento en 12 meses finalizando el 31 de julio del 2013 y relativa al periodo anual previo. Brasil sigue la pista de la deforestación basándose en el período que va del 1 de agosto al 31 de julio.

Los números son menos dramáticos que los facilitados por Imazon, una ONG brasileña independiente, el mes pasado. En general, el sistema de rastreo de deforestación de Imazon muestra un incremento del 92 por ciento de pérdidas en el último período.

0912brazil-inpebprodes-deter-inpe-brazil

Sin embargo, los números se consideran preliminares porque están tomados de un sistema de detección de deforestación, casi en tiempo real, de una resolución relativamente baja que sólo mide la deforestación de áreas superiores a 25 hectáreas. Información más precisa —basada en imágenes de Landsat de mayor resolución que mide hasta 6,25 hectáreas— es generalmente difundida en diciembre o enero.

No obstante, la información de baja resolución es normalmente útil para identificar tendencias. En tres de los últimos cuatro años, los datos DETER acumulados han predicho con precisión si la deforestación ha crecido o disminuido durante el año en cuestión. Por ejemplo, el último año los datos DETER acumulados indicaron un descenso de un 23 por ciento de pérdida forestal. El número final para el año 2011/2012 fue de un descenso del 29 por ciento, según INPE.

braz_defor_88-05-600

Los números más recientes de INPE no fueron, sin embargo, del todo malos. La pérdida forestal en agosto del 2013 fue del 45 por ciento por debajo de agosto del 2012. Además, la cifra de deforestación a finales del 2012/2013 de la Amazonia brasileña se espera que permanezca muy por debajo del nivel de hace cinco años.

Según el plan climático nacional del gobierno, el objetivo para 2013 es el de mantener la deforestación amazónica por debajo de los 8.000 kilómetros cuadrados. El próximo año el límite descenderá a 5.586 km2. Sobre todo Brasil, que cuenta con más del 60 por ciento de la Amazonia, tiene como objetivo reducir la deforestación de la selva tropical más grande de la Tierra en un 80 por ciento para el 2018.

Por Rhett A. Butler| http://www.mongabay.com

Anuncios