Chile: Tribunal ordena a empresa Celulosa CELCO, limpiar desastre y contaminación en humedales del Río Cruces

Chile es probablemente poco conocido por la  inmensa variedad de aves que habitan en sus variadas regiones.

Hasta hace poco, era el hogar de lo que se pensaba como la mayor población de cisnes de cuello negro (cygnus melancoryphus) en América del Sur.

No hace mucho tiempo, estos cisne , así como otras 100 especies de aves raras o vulnerables, se podían ver durante su anidación en el Santuario Natural Carlos Anwandter de Valdivia, un sitio Ramsar, que cubre 12.000 hectáreas en el sur de Chile. Pero en 2004 los cisnes comenzaron a morir.

Cuando el Programa “Toxic Global” del Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF en ingles) visitó en 2005 el Santuario, se encontraron sólo cuatro cisnes en el lo que se estimaba en una población de 4.000 aves. ¿Qué había causado las muertes y desaparición? Las autopsias de las aves revelaron altos niveles de hierro y metales pesados.

Más tarde, el público descubrió que una planta de celulosa de reciente apertura, propiedad de CELCO, uno de los conglomerados de madera más grandes de Chile (parte de Celulosa Arauco), había estado descargando dioxinas y metales pesados ​​en el río Cruces, una práctica a través de un sistema ilegal que no fue aprobado por las autoridades. El mismo río alimenta el Santuario Natural Carlos Anwandte.

Aunque la planta se cerró temporalmente en 2005 y el primer ejecutivo renunció en medio del escándalo, el sistema de enjuiciamiento se movía lentamente. Los lugareños dicen que parecía que los funcionarios estaban arrastrando sus talones en conseguir el caso a los tribunales.

Los investigadores del Programa de Tóxicos Global WWF, confirmaron los hallazgos de la Universidad Austral de Chile que declararon que los residuos de pulpa de la planta de CELCO fueron los responsables del desastre.

Cisne-Cuello-Negro-Mariana-Madariaga-660x350

Los biólogos y los químicos contaminantes concluyeron que los contaminantes  condujeron a una muerte masiva del luchecillo, una planta acuática que cuenta mucho en la dieta de los cisnes de cuello negr . Los expertos pidieron al gobierno chileno y a CELCO a tomar medidas inmediatas para tratar de proteger el santuario de mayor contaminación.

En 2007 CELCO acordó pagar 614 millones de pesos ( equivalentes a más de un millón de dólares USA) para las empresas turísticas de Valdivia . A cambio del pago , las empresas turísticas firmaron un documento eximiendo a CELCO de responsabilidad por la contaminación del río Cruces. CELCO también acordó pagar 2 millones de pesos (cerca de EE.UU. $ 4.000 ) cada mes durante tres años para promover el turismo.

Pero mientras que los jefes CELCO pueden haber pensado que era el final de la cuestión, los locales no estaban dispuestos a dejarlo ahí. Crearon un grupo de campaña para resaltar y dar a conocer sus preocupaciones (Acción por los Cisnes) y continuaron quejándose de los funcionarios del gobierno, así como el consejo de administración de CELCO que el caso nunca había ido a la corte. Esos esfuerzos dieron resultado de varias maneras.

Celco, deberá pagar $5.200 millones de pesos, por su responsabilidad en el deceso de un gran número de cisnes que murieron intoxicados debido a la contaminación presente en el Río Cruces de Valdivia.

Tras llegar a un acuerdo reparatorio con el Consejo de Defensa del Estado, la compañía  pagará la mitad del dinero al Fisco, mientras que la otra será enviada a organizaciones sociales.

Además, el fallo contempla la creación de un comité que monitoree el estado actual del santuario del Río Cruces, como también la creación de un humedal artificial con especies originarias.

Vía | Franziska Green | news.mongabay.com

Anuncios