Temen que la construcción de un canal en Nicaragua cause desastre ambiental

Un científico nicaragüense expresó su temor de que la construcción de un canal interoceánico en el país derive en un desastre ambiental y dijo que el Gobierno nicaraguense debió hacer un estudio al respecto antes de ceder a una empresa china la concesión hasta por 100 años de ese proyecto.

“Antes de haberse dado la concesión, se tenía que haber hecho un estudio de impacto ambiental y debió haberse facilitado para la toma de decisión”, señaló el presidente de la Academia de Ciencias de Nicaragua, Jorge Huete-Pérez.

El científico añadió que “si esto no se hace bien, y si no se hacen estudios necesarios, independientes, creíbles, se puede causar un desastre” ambiental en Nicaragua. El daño al medio ambiente podría afectar a por lo menos una reserva de biosfera terrestre en la zona Caribe del país centroamericano y al Gran Lago de Nicaragua, con todas sus especies de flora y fauna, afirmó el presidente de la Academia de Ciencias.

La Administración del presidente nicaragüense, el sandinista Daniel Ortega, y la compañía china HKND Group firmaron el 14 de junio pasado un acuerdo marco para la construcción del proyecto Gran Canal Interoceánico, que contempla su concesión y explotación por 50 años, prorrogables por otros 50.

Nicaragua estudia cuatro posibles rutas para construir la infraestructura y todas van por una parte del Gran Lago, tras descartar dos que pasarían por el río San Juan (frontera con Costa Rica), bajo soberanía nicaragüense.

El proyecto del canal interoceánico de Nicaragua pretende ser una alternativa al de Panamá, al permitir el paso de barcos más grandes que la vía panameña, con una inversión estimada por el Gobierno de Ortega en 40.000 millones de dólares.

Canal Interoceánico en Nicaragua

El Gran Canal Interoceánico de Nicaragua incluiría una vía acuática más ancha que el Canal de Panamá ampliado y uno seco ferroviario, oleoductos, dos puertos de aguas profundas, zonas francas y dos aeropuertos, tanto en el litoral Caribe como en el Pacífico. Una compañía británica, contratada por HKND Group, está a cargo de realizar los estudios de impacto ambiental y espera tenerlos listos en el plazo de un año.

Para el científico Huete-Pérez, esa situación “no le conviene” al país centroamericano, porque la compañía china “está velando, obviamente, por sus intereses”. Según Huete-Pérez, el riesgo de la concesión otorgada a la firma china es que los intereses de esa compañía no necesariamente tienen que coincidir con los de Nicaragua y, peor aún, HKND Group no está obligada a mostrar públicamente los resultados de sus estudios de impacto ambiental.

Por esa razón, la Academia de Ciencias de Nicaragua ha intentado contribuir con sus conocimientos científicos al proyecto, sin tener éxito ante el Gobierno sandinista, señaló. Los científicos nicaragüenses han propuesto hacer, sin cobro, estudios de impacto ambiental con apoyo de colegas extranjeros, o bien conformar un comité de expertos independientes que valoren las investigaciones realizadas por HKND Group, pero hasta el momento no han recibido respuesta.

Huete-Pérez dijo que los científicos locales insistirán en dar su aporte sobre el impacto ambiental que tendría la obra, a pesar de la postura del Gobierno y HKND Group. “Quisiéramos prevenir cualquier desastre irreversible”, anotó el presidente de Academia de Ciencias de Nicaragua.

En diciembre pasado, la Corte Suprema de Justicia rechazó los 32 recursos presentados por organizaciones defensoras de los derechos humanos, partidos, ecologistas, empresarios y otras personalidades de Nicaragua contra la ley de concesión del canal interoceánico.

Fuente | EFE

Anuncios