Canadá: polémica en Columbia Británica por caza de primavera del oso grizzly

Polémica en Columbia Británica por controversial caza de primavera del oso grizzly con el mayor número de permisos expedidos en décadas.

Con base en el recuento que mostró estabilización de las poblaciones de los osos grizzly, el gobierno reabrió varias áreas para la caza de este año. Se estima que 1.800 permisos fueron otorgados, frente a alrededor de 1.700 el año pasado.

La caza del oso pardo en primavera va del 01 de abril hasta finales de mayo. La caza de otoño comienza el 01 de octubre y continúa hasta mediados de noviembre.

Aunque se emitirán 1.800 permisos de caza, en promedio unos 300 osos pardos son asesinadas cada año. El año más reciente del que se dispone de información pública es de 2009, cuando entre 350 y 400 osos fueron fusilados.

Biólogos provinciales estiman que hay aproximadamente 15.000 osos pardos en la provincia, que es el hogar de alrededor de un cuarto de la población de América del Norte.

La caza de osos grizzly en busca de trofeos en la Columbia Británica, amenaza la existencia de estos animales en Norteamérica, dijeron dos grupos ambientalistas en un reporte publicado recientemente.

El Consejo Nacional de Defensa de Recursos y la Fundación David Suzuki mencionaron que la muerte de osos por causa humana es el doble de lo considerado aceptable por el gobierno local a fin de preservar esta especie.

La caza en busca de trofeos, el asesinato de los osos más grandes por deporte,  acumula 88% de las muertes de grizzlies originadas por el ser humano, según el reporte.

“Los osos grizzly únicamente sobrevivirán en Estados Unidos y Canadá si reducimos los índices de mortalidad de origen humano”, dijo en un comunicado Louisa Willcox, activista del Consejo Nacional de Defensa de Recursos.

Aunque los grizzlies son una especie protegida en Estados Unidos, no tienen tantas medidas de seguridad en Canadá. Los grupos formados por menos de 48 ejemplares dependen de la migración entre ambos países para reproducirse, señaló el reporte.

Los dos grupos llamaron a la Columbia Británica para que dé a los grizzlies las mismas protecciones que tienen en territorio estadounidense.

“Los canadienses pueden aprender mucho de la historia del manejo de osos en los parques de Yellowstone y Glaciar Nacional. La prohibición de la caza en estos parques ha sido esencial para mantener a los grizzlies a salvo en estas reservaciones”, indicó Willcox.

Vía | http://www.vancouversun.com

Anuncios