¿Será la fiebre amarilla causante de la extinción del mono aullador marrón en Argentina?

El mono aullador marrón (clamitans guariba alouatta) aparece en la lista como en Peligro Crítico en la Argentina, donde un número pequeño persiste en la parte nororiental del país.

Aunque la pérdida de hábitat y otros impactos humanos han contribuido al declive de las poblaciones, según un informe publicado en la revista Tropical Conservation Science, indica que los brotes de fiebre amarilla en la región es uno de los principales culpables.

En la provincia de Misiones, en el noreste de Argentina, se encuentra uno de los pocos restos del Bosque Atlántico. Este es el hogar de un pequeño mono aullador marrón, cuya presencia se limita a una pequeña porción de este bosque, y se ha llevado al borde de la extinción por los recientes brotes de fiebre amarilla.

Esta enfermedad epidemia es causada por un virus transmitido por mosquitos que normalmente viven en el dosel del bosque y son responsables de la transmisión del virus a los seres humanos y los monos. Los monos aulladores son extremadamente susceptibles a la fiebre amarilla, y un brote pueden diezmar a toda una población en un periodo corto de tiempo.

En Misiones, dos brotes entre 2007 y 2009 han matado a varios monos aulladores, por lo que la situación de la ya pequeña población aullador marrón es muy crítica. Un grupo de científicos organizó el primer taller internacional en materia de conservación del mono aullador marrón en Argentina, con el objetivo de reunir toda la información disponible y una mejor comprensión de la situación actual de esta población y las principales amenazas a su persistencia en el futuro.

Después de revisar los datos y poner de relieve la fiebre amarilla como la amenaza principal, los científicos utilizaron nuevas herramientas de modelado ( Vortex y Brotes softwares de la UICN / SSC CBSG ) que permitieron arrojar luz sobre la dinámica del mono aullador marrón.

Mediante la simulación de cómo la variación de uno o varios factores afectan la probabilidad final de la supervivencia de la especie, es posible obtener una perspectiva sobre la importancia de cada factor (por ejemplo, qué tan frecuentes son los brotes consecutivos de fiebre amarilla, lo que parte de la población desaparecen después de cada brote, etc).

El informe utiliza modelos de computadora para estimar la respuesta de la población del mono aullador marrón en Misiones, en escenarios de brotes de enfermedades. Utilizando los resultados de sus modelos matemáticos, los investigadores elaboraron una lista de recomendaciones para incluir en los planes de conservación.

La máxima prioridad es la ejecución de un programa de vigilancia para la detección temprana de los brotes de infección en los monos y las poblaciones humanas.

Esto permitió a los científicos identificar los temas que todavía merecen más investigación y cuáles son las acciones más urgentes para hacer frente a estas necesidades de investigación y conservación, en la perspectiva de la construcción de una estrategia general de Conservación de Especies para los monos aulladores marrones en peligro de extinción en Argentina.

Fuente | news.mongabay.com

Anuncios