Canadá estrena la primera central de carbón con bajo impacto climático

Canadá inauguró recientemente en la provincia de Saskatchewan la primera central de escala comercial del mundo con sistema integral de Captura y Almacenamiento de Carbono (CCS, por las siglas en inglés).

Esta tecnología permite producir electricidad quemando carbón y, al mismo tiempo, reducir hasta un 90% las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2, gas que provoca el cambio del clima).

La Boundary Dam Power Station, de la empresa SaskPower, incluye un sistema que permite aprovechar industrialmente algunos de los gases generados por la planta, mientras que la mayor parte de CO2 que se produce durante la combustión será almacenado en un deposito geológico subterráneo, a más de 3 kilómetros de profundidad.

Cuando la planta esté plenamente en funcionamiento producirá electricidad equivalente al consumo de unas 100.000 familias y almacenará bajo tierra cada año el CO2 equivalente al producido por la circulación de 250.000 automóviles. La nueva central ha sido construida remodelando completamente uno de las plantas de Coundary Dam que quemaban carbón con la tecnología tradicional (sin recuperación de carbono en la postcombustión).

En el acto de inauguración de la planta, el ministro de Economía de Canadá, Bill Boyd, aseguró que el proyecto Boundary Dam es especialmente importante “porque es aplicable a aproximadamente el 95% de las plantas de carbón del mundo”. “A medida que las naciones desarrollen las normas de control de las emisiones contaminantes tendrán que adoptar soluciones como las Boundary Dam para poder utilizar el carbón de una manera ambientalmente sostenible”, indicó el ministro canadiense.

En el mundo existen en la actualidad medio centenar de plantas piloto o centrales de pequeña escala con sistemas CCS. Entre los principales inconvenientes para extender esta tecnología destaca el coste relativamente elevado de las instalaciones de recuperación y almacenamiento y la escasa experiencia internacional en el almacenamiento subterráneo de CO2.

Fuente | http://www.compromisorse.com

Anuncios