570 plantas venezolanas están en riesgo de extinción

La nueva edición del Libro Rojo de la Fauna Venezolana compila e informa sobre las especies en peligro. Estará disponible a finales de año.

Angraecum_sesquipedaleEn Venezuela existen 570 plantas en peligro de extinción como consecuencia de la destrucción de su hábitat para la construcción de viviendas, la implementación de actividades como el cultivo y la ganadería, además de su extracción ilegal para fines comerciales.

Estas son algunas de las conclusiones que se extraen de la segunda edición del Libro Rojo de la Flora Venezolana, desarrollado por el Centro de Investigaciones del Instituto Experimental Jardín Botánico y por la organización Provita, que trabaja por la conservación del ambiente y de las especies amenazadas.

Los libros rojos son compilados de investigaciones acerca de las especies de flora, fauna o de los ecosistemas que se encuentran en peligro de extinción. Con estas publicaciones se pretende llamar la atención de toda la sociedad para que se dediquen a tomar medidas de protección contra las especies amenazadas.

La investigadora Irene Fedón, del Jardín Botánico de Caracas, explicó que para este trabajo se realizó una evaluación exhaustiva del estatus de conservación de especies de plantas en Venezuela como algas, hongos, helechos, plantas, árboles y musgos, que se consideran con algún nivel de riesgo.

“Se contabilizaron más de 630 especies a las que se les realizó una ficha técnica en la que aparece el nombre científico y común de la planta, familia, localización y estado de conservación”, reveló Fedón, quien agregó que una de las novedades de esta edición es que el libro incluirá fotos y dibujos a color o blanco y negro. Con estos apoyos gráficos se espera que las personas puedan identificar y proteger las diferentes especies de futuros daños.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) establece que mientras más restringida es la distribución de una especie, mayor será el peligro de extinción al que esté sometido, como es el caso de Venezuela, pues la mayoría de la plantas en peligro crítico se debe a la destrucción de su hábitat o extracción para fines comerciales.

“La situación actual es crítica porque se está acabando con los ecosistemas para promover actividades como ganadería, cultivo y construcción de viviendas, es por ello que en el país el principal factor de riesgo de los ecosistemas es el hombre que daña, deteriora y destruye todo a su paso”, acota.

Las plantas con mayor peligro de extinción son aquellas localizadas al norte del Río Orinoco; la Cordillera de la Costa, en Los Andes y Llanos venezolanos, mientras que las ubicadas en lado sur del río están en mejor estado porque existe más espacio y poca gente.

Especies en peligro

Una especie emblemática que están por desaparecer es el Lirio Sabanero, que abundaba en los Llanos pero que en la actualidad ya no se consigue porque las personas la extraían y sembraban en sus hogares. Otra planta en peligro es la Orquídea de Navidad, única en el mundo, sacada de su ambiente natural para venderla.

Para la especialista, en Venezuela falta crear conciencia de conservación, además de aplicar medidas de control más efectivas.

“El venezolano carece de consciencia verde, interponen sus intereses económicos por encima de cualquier otro bien. Al saber que existe una planta única o que está en peligro de extinción, no piensa en la conservación, sino más bien en el valor monetario en qué se podrá cotizar la planta”, expresa.

Advierte que existe un contrabando de especies endémicas de Venezuela que salen del país sin ningún tipo de permiso, esto se debe en parte porque se las llevan en semilla por lo que es difícil que se detecten en los aeropuertos del país.

“Aquí no se tiene ni idea de lo que se tiene, por lo tanto no lo valoran y mucho menos lo conservan”, concluye Fedón.

Los investigadores y editores principales del proyecto son: Irene Fedón, Ana Huérfano y Julián Mostacero, quienes contaron además con un grupo multidisciplinario profesionales de todo el país para los trabajos de campo.

La idea de publicar el libro es que los venezolanos conozcan las especies que están en peligro de extinción y ayuden a su conservación. Además de crear alianza con entes públicos o privados que estén dispuestos a prestar apoyo para el traslado de las especies con mayor peligro e iniciar así los trabajos de conservación.

Gabriel Barreto | http://www.eluniversal.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s