La Amazonía pierde más bosque de lo reconocido por Brasil | Video

La deforestación en la Amazonia brasileña es mayor de la detectada por el Gobierno de este país porque entre 2008 y 2012 se perdieron cerca de 9.000 kilómetros cuadrados de tierras forestales que no han sido detectados por los datos oficiales.

Así lo afirman investigadores de la Universidad Brown (Estados Unidos) en un estudio publicado en la revista ‘Conservation Letters’. Los científicos llegan a esta conclusión al comprar los datos oficiales de un programa auspiciado por el Gobierno brasileño que recuenta la deforestación en la Amazonia (Prodes, en sus siglas en portugués) con dos medidas independientes de la cubierta forestal tomadas por satélite.

La investigación señala que cerca de 9.000 kilómetros cuadrados de superficie forestal no incluidos en Prodes fueron deforestados entre 2008 y 2012, lo que equivale al tamaño de Puerto Rico.

“Prodes ha sido una herramienta de monitorización increíble y ha facilitado la aplicación satisfactoria de políticas”, apunta Leah VanWey, coautora de la investigación y directora adjunta superior del Instituto de Medio Ambiente y Sociedad de la Universidad Brown.

Los científicos indican que Prodes es una parte clave en los esfuerzos de Brasil para frenar la deforestación en la Amazonia, ya que reconoce que de las casi 65.000 kilómetros cuadrados de selva tropical perdidos por la deforestación en 2003 se pasó a un promedio de 13.700 entre 2009 y 2013.

brazil-2

Áreas excluidas

Sin embargo, los investigadores precisan que Prodes analiza sólo la selva tropical primaria del Amazonas y excluye los bosques secos y los secundarios, así como pequeñas masas forestales inferiores a 6,25 hectáreas.

VanWey apunta que el programa de datos oficiales de deforestación de la Amazonia brasileña “enmascara” estas zonas y las trata como “no forestales”, por lo que el equipo de investigadores del que ella forma parte quiso comparar los mapas de Prodes con información vía satélite de la cubierta de copas de árboles de esas áreas. “Hemos demostrado que, si bien la deforestación de grandes extensiones de bosques primarios ha disminuido, se ha ampliado en esas áreas no rastreadas por Prodes”, afirma.

Brasil utiliza Prodes para calcular la cantidad de gases de efecto invernadero que el país emite con la quema de biomasa forestal. El estudio sugiere que las emisiones relacionadas con la tala de árboles son casi dos veces mayor que las estimaciones del programa oficial.

“Brasil ha ratificado recientemente el Acuerdo climático de París, lo que obliga a una reducción sustancial de las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles de 2005. Por la falta de deforestación en las mediciones de Prodes, Brasil sobreestima la reducción de emisiones”, subraya VanWye.

Esta investigadora y sus colegas recalcan que en los últimos decenios ha cambiado la forma de cultivar y han aparecido bosques secundarios, con lo que el recuento de datos de deforestación de la Amazonia brasileña debe ser actualizado, pese a los esfuerzos del Gobierno por combatir la tala de árboles.

Fuente | http://www.teinteresa.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s