Seguimiento de jaguares en las llanuras del Chaco Paraguayo | Video

Compartimos el artículo publicado en Bird Life International Americas sobre un estudio de la disminución de varias especies y del jaguar en el Chaco paraguayo, el cual es llevado a cabo por la Fundación Guyra Paraguay con el Centro de Chaco para la Conservación e Investigación (CCCI), con fondos del programa de PROCIENCIA del CONACYT.

jaguarycarpincho

Es caliente, seco y poco habitado por los seres humanos. Pero a pesar de las llanuras del Chaco de América del sur-central del Sur no puede ser un hábitat ideal para nuestra especie, esta extensa región está lejos de ser abandonada. De hecho, las sabanas las llanuras del Chaco ‘y los bosques tropicales son algo así como un punto caliente de biodiversidad, albergando una gran variedad de mamíferos – de jaguares y pumas de hormigueros de armadillos.

Una cuenca de tierras bajas que se extiende a través de las fronteras de cuatro países (Paraguay, Argentina, Brasil y Bolivia), la llanura chaqueña forman el bosque seco más grande del continente. En Paraguay, el Chaco juega un papel socioeconómico importante, con la vida silvestre de la región que proporciona la principal fuente de proteínas y productos para las comunidades indígenas que viven cerca.

Sin embargo, este equilibrio armonioso está amenazada. El bajo costo de la tierra, junto con una creciente conciencia de la aptitud de la tierra para el cultivo de cosechas para combustible, ha conducido a un auge agrícola en la región, y en los últimos años las llanuras del Chaco ha sufrido una de las tasas más altas de deforestación registrados en el mundo entero. Esto a su vez ha alterado el papel del bosque desempeña en los procesos importantes tales como la captura de carbono, la conservación del suelo y el ciclo del agua.

Sin embargo, a pesar del impacto potencial que la ganadería extensiva podría tener sobre la fauna de la llanura chaqueña ‘, hasta la fecha no ha habido datos cuantitativos para determinar en qué medida, exactamente, el aumento de la gestión de la tierra está afectando a este ecosistema vital.

Ya hay evidencia de disminución de varias especies como pecaríes y el jaguar. Sin embargo, aún tenemos tiempo para formular un plan de conservación para estas especies. Pero en primer lugar, que necesitamos para mejorar nuestra comprensión de los efectos del cambio del paisaje en el Chaco está teniendo en su fauna – y en particular, sobre su mamíferos medianos y grandes.

Para llenar este vacío en nuestro conocimiento, Guyra Paraguay (BirdLife Socio) ha unido fuerzas con el Centro de Chaco para la Conservación e Investigación (CCCI), con fondos del programa de Prociencia del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), para emprender un proyecto pionero de dos años, que es el primero de este tipo en Paraguay.

El trabajo de campo consiste en la colocación (con sensores de movimiento y de calor que se activan cuando un animal pasa por delante de cámaras) en diferentes propiedades privadas en todo el Chaco paraguayo 400 trampas-cámara. Estas cámaras se colocan en lo que se conoce como estaciones dobles de captura, que nos da la información adicional que permitirá al equipo de individualizar los animales que tienen parches específicos de manchas y haciendo que los resultados más precisos.

La instalación de estas cámaras era una tarea ardua, pero que promete grandes recompensas ya que vamos a ser capaces de observar los movimientos de los animales como tapires, jaguares, venados, osos hormigueros, armadillos, pumas, entre otros. Las estaciones estarán en el campo durante 10 meses en total, que cubre la actividad de la fauna en diferentes épocas del año. Después de este período, el equipo pasará por el paso exhaustiva de procesamiento (se prevé) más de 500.000 imágenes, junto con el análisis estadístico riguroso que va junto con él.

Este proyecto es de gran relevancia porque en la actualidad, uno de los problemas más graves que enfrentan los conservacionistas de la biodiversidad está abordando cuando un país en desarrollo crece rápidamente en una forma desordenada, en el proceso de dejar de lado los recursos naturales que constituyen la base de su economía.

Este es el caso de Paraguay, que actualmente está experimentando un auge económico – pero uno que está llegando a costa de la degradación ambiental grave, con un promedio de 1.300 hectáreas de bosques desmontados por día. Sin embargo, todavía hay tiempo para evitar siguiendo el patrón catastrófico de la región oriental, donde hoy sólo el 7% de la cubierta forestal original. Una planificación adecuada, informado por este proyecto de seguimiento de la cámara, permitirá a la conservación futura de más de 500 especies de peces, aves, reptiles, anfibios y mamíferos, de los cuales al menos 25 son únicas en el Chaco.

Además de proporcionar datos que constituirán ayudar a preservar la biodiversidad del Paraguay, este proyecto también tendrá un impacto social positivo en el país. Un objetivo clave para el proyecto de seguimiento de la cámara es la formación de los estudiantes y los estudiantes universitarios en ecología cuantitativa y difundir los resultados a los productores, el público en general y la comunidad científica. Este último punto es de suma importancia ya que en Paraguay no existe actualmente una malla curricular que incluye estos temas y hay un número limitado de profesionales especializados.

Fuente | http://www.birdlife.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s